The best web hosting reviews updated with new hosting providers. HostGator Reviews ratings and coupon codes.

¡Ahora el agua!

Imprimir
Creado en 24 Noviembre 2016 Fecha de publicación

Ya se inició la toma de carreteras por los agricultores que se sienten perjudicados a priori con la reforma al Código de Aguas que está por resolverse en el Parlamento y, sin duda, con todos los efectos catastrofistas que se le imputan. Es un sino de este gobierno haber sufrido el fuego amigo y enemigo con las reformas que ha promovido y, cosa curiosa, transversalmente todos concuerdan en su necesidad y que son avances fundamentales para evitar confrontaciones mayores en el corto plazo y,  en otras palabras, darle a nuestra sociedad mayor justicia, equidad y oportunidades a las grandes mayorías.

Las desprolijidades de sus tramitaciones y posiblemente de alguna normativa son evidentes pero perfectibles sin dañar la razón de ser de éstas. Lo perfecto es enemigo de lo bueno y, en nuestro caso, de lo necesario y urgente.

Ciertamente no soy erudito en la materia pero el sentido común dice que el agua debe ser un bien nacional de uso público y, por lo mismo, no parece entendible que hoy particulares sean dueños del agua, gracias a una modificación que se le hizo al Código el año 81. Es como si el aire pudiera ser de privados y para acceder a él hubiera que pagar y lo pudieran vender y especular sus dueños. Ya sabemos de los enormes negocios que tan curiosa potestad sobre el agua ha generado y los daños, paralelamente, que por tales negociaciones de privados se ha causado al ecosistema.

Por lo mismo, esta reforma en trámite, ha considerado como principio que junto con reconocer que este bien, el agua, cada vez más apreciado y también escaso es de propiedad nacional y no de individuos o empresas y su uso debe regularse en función que el recurso sea primero garantizado para la subsistencia humana, el cuidado del medio ambiente y la producción. Parece como algo muy obvio y poco debatible para quienes no lucran hoy del inmoral privilegio de la propiedad y, consecuentemente, de su uso libertino así se dañe personas, ecosistema o se afecte la producción.

Y las conocidas voces que siempre se levantan cuando llegan las reformas que tienen que necesariamente ir con el natural avance de los tiempos ya proclaman el apocalipsis: “Es una expropiación, quedaremos a merced de los funcionarios, se morirá la agricultura….”.

Es la pobreza de quienes  ven la virtud sólo en contar utilidades y no creer que alguien trabaja en beneficio de su patria. La nueva reforma no expropia nada, reconoce los actuales derechos de aprovechamiento de aguas, los renueva por 30 años, también renovables pero siempre y cuando esas aguas, primero, se usen y bajo la normativa que no es otra que proteger el interés del país.

A lo mejor algún articulito por ahí puede que no sea de pleno consenso pero es cosa de ver la tramitación de la reforma para comprobar la posibilidad que han tenido en la Cámara todos los sectores para hacer las indicaciones que les parezcan. Ya está bueno de campañas del terror en nuestro maravilloso país.

 

jorge_brito

 

 

 Ignacio Cárdenas Squella.

 Periodista

 Junta de Adelanto del Maule

mini logo jam  Junta de Adelanto del Maule  
Dirección: 1 sur Nº 898-Edificio Caracol-Of. 14-Talca-Chile | Fono Fax: :56 - (71) - 2510920   Portal implementado por Tutelkan